Campus
Domingo, 20 de Abril 2014

Revista Nexo

E-mail
Noticias al Día

SALUD

Clenbuterol: entre la medicina y el doping

Por Alfredo Arnold
Foto Arturo Padil
la

La elevada cifra de futbolistas que dieron positivo por clenbuterol en los análisis antidoping durante el pasado Campeonato de Futbol juvenil que se realizó en nuestro país, muestra una vez más que el uso de este fármaco representa un problema de salud en México. Así lo considera el Dr. Miguel Juan Beltrán García, investigador SNI y profesor del Departamento de Química de la Universidad Autónoma de Guadalajara.

De acuerdo a un informe de la FIFA, se registraron más de 100 casos positivos de esta sustancia en los análisis practicados a futbolistas durante el Mundial Sub-17, celebrado en siete ciudades mexicanas. El clenbuterol es utilizado como vaso dilatador para abrir las vías respiratorias y eliminar las flemas, pero además tiene el efecto de convertir la grasa en carne magra y es precisamente en esta propiedad donde se le ha dado mal uso ya que engorda artificialmente al ganado, en tanto que el ser humano que lo consume en dosis mayores genera músculo a largo plazo. Señala el Dr. Beltrán García que el clenbuterol se deposita en los músculos y no sólo en el hígado. Además, se trata de una sustancia muy resistente a la cocción, no se destruye. Fue a mediados de los años sesenta cuando se comprobó que la alimentación con clenbuterol aumentaba la masa muscular y disminuía el tejido graso. Desde entonces su uso se volvió polémico y en varios países fue reglamentado.

En el caso del deporte, el clenbuterol es considerado como una sustancia prohibida equivalente a dopaje. Por ello, este tema fue manejado con un gran cuidado por parte de los responsables de la alimentación de los deportistas que participaron en los recientes Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011.“Aún no sabemos qué tan bueno o malo puede ser”, comenta el investigador Beltrán García. Esto se debe a los resultados contradictorios que arrojan estudios sobre los efectos a largo plazo del clenbuterol como medicamento para el tratamiento del asma y otros problemas respiratorios. Estados Unidos y Gran Bretaña son algunos de los países que no aprueban su uso clínico. En México se vende bajo el nombre genérico de clenbuterol o combinado con algún mucotílico o expectorante. Una persona intoxicada por clenbuterol puede presentar afectaciones pulmonares y cardiacas tales como taquicardia, palpitaciones, presión alta; también sudoración, náuseas, vómito, dolor de pecho, temblor, boca seca, nerviosismo y calambres. En ocasiones, el consumo de clenbuterol a través de carne contaminada puede exceder las dosis médicas habituales. Las autoridades sanitarias recomiendan consumir carne procedente de rastros TIF y realizan revisiones a carnicerías para verificar que el producto que expenden no esté contaminado.

Durante un tiempo, se llegó a prohibir la venta de hígado de res en Jalisco. Las campañas sanitarias han dado buen resultado. De acuerdo a datos de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), se registraron 500 casos de intoxicación en el año 2005 y sólo hubo 89 el año pasado. Por su parte la Secretaría de Salud Jalisco informa que durante el 2006 fueron atendidos 262 casos de intoxicación por clenbuterol en la entidad, mientras que de enero a octubre de este año la cifra se redujo a 18 casos. Estas son buenas noticias, aunque los deportistas de alto rendimiento seguirán dudando cada vez que tengan enfrente un suculento filete.

free pokerfree poker